Las modificaciones en el Eje Terrestre, debido principalmente a los grandes terremotos como el de Chile, que consiguió mover la Tierra 8 cm, o el de Japón, que la inclinó 17 cm, o el de Sumatra, que logró desplazarla 8 cm, sumado a otros factores climáticos, ha dado como resultado que nuestro día de 24 horas tenga 3 milisegundos menos, pero los científicos han estudiado que si esto prosigue, la Tierra comenzaría a girar más rápido y entonces nuestros días serían más cortos. Estos cálculos fueron el estudio del científico de Laboratorio de Propulsión de la Nasa, Richard Gross, pero ya se venían haciendo estos cálculos desde el superterremoto de Sumatra.

Anuncios
Anuncios

En el año 2006 ya se detectó una anomalía en la oscilación de la Tierra, el científico Larry Parks, de Terra Investigation, dijo que ésta anomalía se expandía como un bucle en espiral, y esto se comienza a detectar desde el megaterremoto de 9,6 del 25 de diciembre 2005 en Sumatra, y se sigue dando, o sea que no se necesita otro terremoto para que la oscilación continúe, simplemente con la fuerza de rotación que tiene nuestra Tierra, se va inclinando cada vez mas. Este investigador, anuncia que estudia el modelo matemático para calcular el posible futuro, pero esto es algo que nunca se había pensado antes, por lo que hay que ir con cautela. Como la actividad tectónica es imprevisible, y hace relativamente pocos años que se comenzó a estudiar esta inclinación, de cualquier forma él hace una estimación, y supone que de seguir a este ritmo, la Tierra se movería en un rango de 15,4 cm a 41,16 cm por año.

Anuncios

Mi curiosidad  por este tema comenzó cuando escuche que los pueblos indígenas esquimales, los Inuits, que habitan en las regiones árticas de Canadá, Estados Unidos y Groenlandia, habían hecho un llamado mundial y un pedido en especial a los científicos de la NASA, diciendo que en toda la historia de su pueblo nunca se han visto tan perdidos mirando los cielos, y dicen que no es debido al #Calentamiento global, sino que la tierra se ha desplazado, se ha inclinado o como ellos dicen “se tambaleó”. Los ancianos mantienen que el sol no sale por el mismo lugar de siempre, y que está más alto de lo que solía ser, y que calienta más rápido que antes, “el cielo ha cambiado”, dicen preocupados. Lo que ellos detectaron en la práctica, ya se sabe científicamente, aunque le echen la culpa al calentamiento global, cosa que no es verdad al 100%. #Investigación científica