¿Alguien estima la cantidad de hojas que desperdicia a lo largo de un año? Impresiones mal hechas, de baja calidad o copias innecesarias llevan a su eliminación y por tanto, un derroche injustificado de papel. Aunque uno pensaría que debido al avance tecnológico se utiliza una cantidad considerablemente menor a la de otras épocas, la situación es bastante paradójica al respecto puesto que, según las estadísticas, casi la totalidad (90%) de la información que procesan las compañías queda, por cuestiones de seguridad, registrada en este noble material. Pero ahora, esta coyuntura promete cambiar si se logra comercializar lo que será el primer prototipo de papel reescribible.

Anuncios
Anuncios

El invento surge de las investigaciones llevadas a cabo por un grupo de científicos químicos de la Universidad de California. De acuerdo a la publicación realizada en Nature Communications donde se detalla la experiencia, se trataría de un papel que contaría con la ventaja de poder borrarse lo impreso y volverse a utilizar hasta unas veinte veces. Las materias primas para la impresión son una serie de colorantes denominados redox, mediante los cuales se materializaría el texto. Según explicaron, una luz ultravioleta haría de "impresora" revelando los tintes.

Aunque parezca simple, se trata de un complejo tratamiento en el que procesos químicos específicos hacen posible que este papel pueda borrarse al exponerse a una fuente de calor y volver a usarse. No obstante, más allá de lo alentador de este invento, uno de sus responsables -el profesor Yadong Yin -comentó que están en fase de prueba puesto que esperan alargar la vida de la impresión que hasta ahora es de solo tres días, como también la cantidad de impresiones que se puedan hacer sobre el mismo papel.

Anuncios

¿Se tratará de otra revolución? De continuarse en esta línea y poder hacer uso de este material, evidentemente sería un cambio de paradigma. Aunque la digitalización esté haciendo lo suyo por su parte, está claro que el papel sigue siendo un soporte indispensable que brinda la seguridad de tenerlo allí escrito. Todo esto sin mencionar los beneficios que este papel reescribible traería: colaboración con el medioambiente y la sostenibilidad, y por supuesto, reducción en los costos. #Investigación científica