Las nanopartículas empleadas en el tratamiento de tumores malignos son una gran esperanza para las personas que padecen algún tipo de cáncer. ¿Por qué son tan importantes?

El uso de esta nueva tecnología actúa solo sobre las células cancerígenas y no afecta al resto de células sanas del paciente, cosa que no ocurre si se utiliza otro tipo de terapias. Esta selección de células sobre las que actúa permite que el paciente no sufra tanto con la terapia.

Cada vez se descubren más técnicas y más terapias para combatir las células cancerígenas del cuerpo pero esta es sin duda una de las que más se está hablando por su importancia en no alterar las células sanas, sólo las cancerígenas. Hay que tener en cuenta que esto repercute en el bienestar de los pacientes de forma abismal. Si no altera las células sanas significa que las personas ya no tendrán que padecer los efectos secundarios de los tratamientos que se usan hasta día de hoy como la radioterapia o la quimioterapia.

Así lo confirma la compañía de biotecnología Medcom Tech, de Viladecans (Barcelona), la cual ha dado a conocer esta nueva técnica para luchar contra los tumores malignos a través del uso de nanopartículas hechas con silicio.

Aunque aún se está experimentando sobre este tipo de tratamiento y los resultados obtenidos han sido por el momento extraídos de los ensayos en el laboratorio con los animales de investigación hay que decir que es un gran avance y se abre una gran esperanza para las personas que sufren de #Cáncer. Si todo sigue los procedimientos y tiempos establecidos es muy probable que en un par de años se haya podido finalizar la fase preclínica y ya pueda usarse en pacientes de forma habitual.

Según ha anunciado Medcom Tech en un principio se llevará a cabo para personas que padezcan cáncer de mama pero luego podrá usarse en otros tipos de tumores. Cada tipo de tumor necesita un tratamiento específico y debe estudiarse por separado para que tenga los efectos deseados pero se espera que pueda emplearse en un gran número de cánceres.