El administrador de la NASA ha declarado el comienzo de una nueva etapa en la búsqueda de conquistar el espacio. Luego del lanzamiento de la nave Orión hacia el planeta Marte, ésta regresó a la Tierra. Su despegue había sido presenciado hace unos días por miles de personas desde la estación espacial en Cabo Cañaveral, el mismo duraba aproximadamente unas 4 horas, todo salió como se encontraba previsto. "La estrella del día es Orión" aseguró el administrador de la NASA, agregó además que ha comenzado, a partir de ahora, el primer día de la era del planeta Marte.

La nave Orión realizó su viaje de prueba donde no viajaron humanos, pero el hecho de que todo haya salido como se encontraba planeado, es un paso más para poder enviar en ella a hombres.

Anuncios
Anuncios

La NASA espera para la próxima misión de la nave Orión, que esta pueda alcanzar una máxima altura de aproximadamente 5800 kilómetros, los ingenieros a su vez se encontraron constantemente controlando el funcionamiento del escudo térmico luego de que la misma atraviesa la atmósfera con una velocidad de 32.200 km por hora y una temperatura que alcanza los 4 mil grados.

Cuatro horas más tarde y 24 minutos de haber partido, Orión cayó sobre el Océano Pacífico realizando un aterrizaje que la NASA consideró como "perfecto". Orión es sin duda la nave ideal que reemplazará a los transbordadores que tenían algunas fallas, como su elevado costo para mantenerlos y su facilidad para dañarse. El presidente estadounidense Barack Obama por su parte afirmó que Estados Unidos enviará hombres a Marte en el año 2030, aunque las fechas aún no están programadas el país trabaja constantemente para cumplir dicha misión.

Anuncios

La fase más complicada fue sin duda cuando Orión regresó a la Tierra, al entrar nuevamente en la atmósfera su velocidad y su temperatura eran realmente elevadas, más aún que la lava de los volcanes cuando se encuentran en erupción. Esa es la fase además donde el planeta Tierra pierde todo tipo de comunicación con la nave y sólo debe esperar a que ésta regrese.

Con los resultados obtenidos de ésta primera misión los ingenieros pertenecientes a la agencia espacial estadounidense continuarán trabajando en la mejora de la nave, reforzándola en todos los aspectos que sean posibles y preparándola para el segundo vuelo a Marte que será realizado aproximadamente dentro de cuatro años, el cual tampoco llevará hombres a bordo.