España es el país con más maltrato y abandono animal en toda Europa. Hace unos días, un nuevo caso de abandono en el Albergue de Bañaderos, la perrera insular de Gran Canaria, causó conmoción en las redes sociales. Un abandono enmarcado por la crueldad y la completa indiferencia hacia seis perros que fueron dejados en el interior de un saco, a las puertas de la perrera.

Al llegar por la mañana al albergue, una voluntaria se encuentra en la puerta con un saco metido en un cajón de madera. El saco era de plástico, no transpirable y envuelto por tiras de cinta adhesiva y cuerdas, que mantenían el bulto aprisionado. Cargando con él, se dirigió rápidamente al veterinario, donde ya en el suelo comenzó a rasgar el saco para liberarlos.

Anuncios
Anuncios

“El saco no se movía, no se oían ladridos. Estaba totalmente cerrado, hermético, sin ningún agujero; y muy, muy apretado. Antes de recogerlos, abrí un agujero por el lateral y se asomó un hocico. Pensaba que se trataba de un perro grande, pero, para mi sorpresa, cuando abrí el saco empezó a salir uno, luego otro y otro...”.

Así nos lo cuenta Andrea, la voluntaria que los encontró. Junto al saco habían dejado un cartel explicando que eran perros de una camada indeseada, que cuidaran de ellos y que admiraba la labor de los voluntarios del albergue. Contradicción de un ser que valora la dedicación y el sacrificio de unos pocos que precisamente luchan por erradicar actos como el que este ha realizado.

Los cachorros estaban en estado agónico y aplastados, unos encima de otros, sin fuerzas para moverse ni ladrar.

Anuncios

Tremendamente delgados y sedientos, sobrevivieron por suerte, dadas las altas temperaturas y las horas que llevarían así: “Los dos últimos de abajo estaban casi en coma. Jamás he tocado perros tan calientes, estaban ardiendo, y con el peso de los otros cuatro encima. Media hora más allí, y no habría vivido ninguno.” Enseguida se abalanzaron sobre el cuenco de agua: “Bebieron muchísima, por eso salen tan hinchados en las fotos.” Los cachorros resultaron ser muy cariñosos, juguetones con esos humanos que sin pedir nada a cambio les han salvado la vida. Incluso ya se han adoptado dos de ellos.

La esterilización es la única solución para evitar este horror que cada día sufren los #Animales, y este es un ejemplo. No solo evitaría los indeseados, sino que les alarga la vida y evita enfermedades como el cáncer de próstata o de ovarios, embarazos psicológicos y depresiones. De hecho, con el primer celo la hembra ya produce tumores mamarios. Los animalistas insisten: si esterilizas a un animal, les salvas la vida a diez.

Anuncios

No es la primera vez que ocurre un abandono similar, aseguran los voluntarios. Suelen dejar en la entrada a perros en cajas de cartón, jaulas, e incluso, atados a la puerta bajo un sol asfixiante. Sin ir más lejos, hace poco un hombre llegó fuera de horario insistiendo en dejar a un gato que estaba acabando con su palomar. Había conseguido atraparlo y si el albergue no lo aceptaba amenazaba con arrojarlo por un barranco.

Esta es la realidad de la sociedad en la que vivimos. El abandono de seis seres inocentes en una muerte segura fruto de una “camada indeseada” es solo un caso de más de cuatrocientos mensuales que entran en el Albergue de Bañaderos. Esta vez tuvieron suerte, salvados por uno de tantos ángeles que se dejan la piel cada día por los seres sin voz. Pero en este mismo instante, en algún otro punto del país, habrá otro saco abarrotado de crimen e indiferencia. Y estos no tendrán tanta suerte. #Denuncia #Tortura