Las grandes estrellas del deporte se van quedando en el pasado, al igual que el mismo deporte, estaremos decayendo en una civilización que ahora prefiere tener estar tras un ordenador que tener una buena salud.

Si retomamos las viejas historias de nuestros padres las cuales nos contaba llenas de grandes hazañas donde existían grandes exponentes de los deportes, podremos recordar como hablaban grandes maravillas de aquellos que hacían brillar el deporte que predicaban.

Ahora esa parte del deporte que tanto se amaba y que con tanto amor se profesaba y un gran respeto se le daba ahora va en un auténtico descenso como lo es en los jóvenes de la actualidad, gente que solo se enfrasca de poder estar tras una pantalla y tener en la mano un control de videojuego y dejar que las horas pasen sin importar nada a su alrededor.

Con el paso de tiempo y el avance de la tecnología es posible llegar a un 40% de menos de nuestras habilidades motoras pues al caer en un sedentarismo prolongado trae consigo consecuencias al ser humano, que a simple vista no parece nada dañino para la salud, pero enfocándonos en un punto concreto en favor de la medicina, esos pequeños momentos de sedentarismo si se podrían cambiar por una actividad deportiva harían una gran diferencia a las personas.

Tenemos que tomar muy en cuenta que en las grandes ciudades va en aumento que los jóvenes de hoy en día se interesen más en ver como se mejora el videojuego que le es de su agrado a saber que deportista ha roto un nuevo record, o de poder seguir los pasos de un gran influyente de un deporte a convertirse en un seguidor de un programa de consola y quedarse hasta las tantas, tan así están nuestras generaciones que se han ido arrastrando en un mundo muy diferente al que nosotros a esa edad estábamos acostumbrados.

Es un mundo muy complicado que se vive para las nuevas generaciones, pues son pocos los chicos y chicas que hoy comparten una misma pasión la cual es dejar todas esas ganas de superarse en el deporte que tanto se ama, de poder sentir esa misma pasión que alguna vez nosotros llegamos a sentir.

Es hora de volver a inculcar esos valores de amor por un deporte pues en ciudades y pueblos la situación es la misma que 4 de cada 10 niños estén interesados e inermes en un deporte que os apasiona, retomemos las riendas del buen saber y apoyemos a revivir esos deportes que se están quedando en el olvido. #pasion #competir