La piperrada es una guarnición que sirve para acompañar numerosos platos, tanto carnes como pescados. Su nombre procede del occitano gascón piperrada, pipèr significando pimiento en este idioma. Sus principales ingredientes son los pimientos, de diferentes clases. En éste artículo os mostraremos una receta de bacalao acompañado de ésta estupenda guarnición.

Es un plato muy sano, ya que se compone principalmente de hortalizas, junto con el pescado. Unos 100gr de pimientos poseen más del 92% de agua, aproximadamente un 0,20% de grasa (como vemos muy poca) y un 0,90% de proteínas. Además, tiene casi un 7% de hidratos de carbono y no llega al 2% de fibra. Con un total de 114 kcal aproximadamente, es un alimento ligero que además nos aporta muchos nutrientes de una manera sana.

Los pimientos destacan también por su alto contenido en potasio, vitamina A y vitamina C.

Qué necesitamos (para 4 comensales):

-Una cebolla

-Cuatro lomos de bacalao desalado

-Un ajo-Cinco pimientos (dos morones, dos del piquillo y uno verde)

-Un tomate-Aceite

-Sal (opcional)

-Azúcar

-0,1 litro de caldo de verduras

Así prepararemos nuestro plato:

En primer lugar pre-calentaremos el horno a unos 150ºC. Limpiaremos los pimientos y les añadiremos una pizca de sal y un poco de aceite de oliva. Se puede no añadir sal ya que el bacalao le dará un toque de sal al plato.

Asaremos en el horno los pimientos unos 45 minutos aproximadamente. Los pimientos del piquillo se asarán un poco antes, los cuales tendremos que vigilar para retirarlos a la media hora.

Cuando tengamos los pimientos, los sacaremos y les quitaremos las pepitas si es que queda alguna y los pelaremos. Tras ello, los trocearemos y los reservaremos.

Enharinaremos el bacalao y lo freiremos unos 4 - 5 minutos en una sartén, dependiendo del tamaño de los filetes puede ser algo más de tiempo. Lo reservaremos.

En una sartén (podemos usar la misma) doraremos el ajo junto con la cebolla, la cual cortaremos en trozos de medio centímetro. En el momento que veamos que se empiecen a dorar, añadiremos los pimientos que habíamos reservado anteriormente.

Dejaremos cocer a fuego suave durante un cuarto de hora y tras ello, añadiremos el caldo de verduras y el tomate pelado y picado (mejor si está muy maduro) y acabaremos rectificando con sal y azúcar al gusto. Agregaremos a la sartén también los lomos de bacalao, para que terminen de cocinarse. Lo dejaremos cociéndose cinco minutos más.

¡Qué aproveche! #Cocina #Alimentos #Calidad de vida