Una de las cárceles más históricas de nuestro país, la #Cárcel Modelo de #Barcelona, cerrará sus puertas el próximo día 8 de junio, justo cuando se cumplen 113 años desde que se abrieron sus puertas. Ese día, el 8 de junio, tendrá que terminar el proceso de traslado de cada uno de los presos, que estaban ubicados en la penintenciaria del Eixample. Dicha "mudanza" se inició el pasado mes de Marzo, de manos del Department de Justicia, en medio de muchas críticas.

La cárcel Modelo de Barcelona

Por el momento, siguen todos los pasos previstos y se cumplen las fechas, y los presos están siendo distribuidos por distintas cárceles de la Comunidad Autónoma de Cataluña, sin problemas.

Anuncios
Anuncios

Las formas que se están llevando a cabo, a la hora de reubicar a los presos, garantizan que no haya problemas de saturación dentro del sistema penitenciario (uno de los grandes miedos por parte de los críticos a la decisión de cerrar la cárcel. Antes de que se tomase la decisión de cerrar las puertas de la emblemática cárcel Modelo de Barcelona, la tasa de ocupación estaba en el 67%. Cuando la reubicación de los presos tenga lugar, este porcentaje llegará al 72%.

Esta semana, la reubicación de todos y cada uno de los presos ha llegado a su etapa final, con el traslado de 24 internos de la Modelo, que se irán a las cárceles de Brians 1 y Brians 2, ambas localizadas en Sant Esteve Sesrovines. El pasado 6 de marzo, #Justicia había aprobado la orden para que no siguieran entrando presos en la cárcel, ni siquiera los preventivos (o sea, detenidos que no hayan sido condenados), sino que fueran trasladados, de manera directa, a la prisión de Brians 1, que se ha convertido en el nuevo centro de preventivos de la ciudad de Barcelona.

Anuncios

Cuando se iniciaron los traslados, en la cárcel Modelo había 931 presos. Hoy en día, la cifra se ha reducido hasta los 391 internos, por lo que se cumplirá el calendario previsto, sin problema alguno.

Esta misma semana, se cerrará el Centro Abierto, que estaba ubicado en el interior de la propia Modelo y, a partir de este momento, los presos de tecer grado (o sea, los que sólo tienen que ir a dormir) tendrán que ir al Centro Abierto de la Trinidad, que tiene espacio para un total de 88 reclusos. El gobierno quiere que el edificio sea de uso público y, lo más seguro, es que abra sus puertas en septiembre, reconvertido en colegio. Sin duda, con el cierre de la emblemática cárcel Modelo de Barcelona, termina una parte de la historia de España.