Si ya nos sorprendió hace algún tiempo que chicas comunes saltarán a la fama por colgar fotos de su día a día, ahora la moda de las Instagramers ha subido un escalón más. Los nombres de: Laura Escanes, Gigi Vives, o Aretha la Galleta son de uso común entre las adolescentes y no tan adolescentes de Barcelona. Se trata de chicas normales que de la noche a la mañana ganaron su fama reportando sus vidas mediante fotografías y ahora cada una tiene su propio canal .

 Hace ya, tres años que empezaron a surgir las Instagramers pero el nuevo fenómeno, hace que estas jóvenes conquisten una nueva red social: Youtube. La pionera de esta tendencia no fue ni más ni menos que Dulceida, una joven que empezó su carrera en 2009 con su propio blog y que hoy acumula 779k (miles) de seguidores en Instagram.

Anuncios
Anuncios

Dulceida, abrió su canal de Youtube en Septiembre del 2015 y desde entonces no ha parado.

 La nueva conquista de Youtube y la lucha por seguir aumentando el dígito de seguidores ha llevado a las Instagramers más polémicas del momento a abrir sus canales y elegir un día de la semana para lanzar un video . En estos destinan entre 10 a 15 minutos a contestar preguntas que les hacen sus seguidores, en que los temas varían desde las aplicaciones que utilizan para editar fotos hasta de cosas tan íntimas como su sexualidad en algunos casos. Pongámoslo de esta manera: si quieres mantener el ritmo de éxito, más vale que abras un canal de Youtube y busques tópicos interesantes para entretener a tus fans.

 La pregunta vienen a ser si esta nueva moda está imponiendo sobre las Instagramers la necesidad de superar la vergüenza escénica, ya que dirigirse a la cámara en modo de monólogo resulta significativamente diferente a posar en una fotografía de Instagram.

Anuncios

¿Supondrá esto un impedimento para aquellas que no se desenvuelven tan bien oralmente? Hay algo que no se cuestiona, pues la queen de todo este mundillo es sin duda Dulceida, quien se gana a sus seguidores con sus expresiones características y el absoluto acceso que da a su intimidad. #Cultura Barcelona #Sociedad Barcelona