Más de un millar de personas intentaron sin éxito por tercera noche consecutiva volver a ocupar una antigua sucursal bancaria del barrio de Gracia en Barcelona. La policía autonómica catalana blindó el acceso a la sucursal bancaria lo que provocó que las aproximadamente mil personas que intentaban volver a ocupar el edificio realizaran una manifestación pacífica en la zona. 

Una vez finalizada la protesta el millar de personas se dispersó por el barrio en pequeños grupos realizando destrozos en el mobiliario urbano tales como quema de contenedores provocando la intervención de los Mossos d'Esquadra que se saldó con un manifestante detenido y con seis heridos, dos policías y cuatro manifestantes.

Anuncios
Anuncios

Debate político

El desalojo por parte de los Mossos del bautizado como Banc Okupat está provocando un debate político en el Ayuntamiento de Barcelona y en el Parlament de Catalunya que mantiene divididos a los principales partidos representados en ambas instituciones.

El debate se centra entre los que condenan la actitud de los alborotadores y los que son más ambiguos en su discurso o directamente acusan a la policía de actuar de forma represiva contra la población civil. Se da la circunstancia de que actualmente la Generalitat de Cataluña está conformada por un #Gobierno de coalición entre dos partidos políticos de ideologías opuestas. Por un lado la CUP critica duramente a las fuerzas y cuerpos de seguridad y por otro lado el Conseller de Interior del gobierno catalán, Jordi Jané, defendió la labor de los Mossos y apoyó su "difícil labor" evitando que "una minoría" ponga en peligro la convivencia pacífica de los ciudadanos.

Anuncios

Ayer, Albert Batlle, director de los Mossos compareció en el Parlament a petición propia para explicar la situación de las fuerzas y cuerpos de seguridad catalanes. El alto mando policial defendió la actuación de sus compañeros. "No permitiremos que se repitan hechos como los que se han producido". Sin embargo la CUP pidió la dimisión del señor Batlle asegurando que fueron los Mossos los que han "encendido la cerilla" en el barrio. #Política Barcelona #Crónica Barcelona