El metro nos ha facilitado mucho la movilidad por las grandes ciudades, gracias a este invento de la tecnología, podemos cruzar de punta a punta una ciudad de millones de habitantes en pocos minutos. Ahora bien, el subsuelo de la ciudad también alberga secretos y misterios, entre ellos, encontramos aquellas estaciones que se conocen como “estaciones fantasma”, andenes, que por el paso del tiempo han sido abandonados; y otros, que tan siquiera han llegado a funcionar jamás. Hoy, vamos a conocer estas estaciones, vamos a iniciar un corto pero impactante viaje por las profundidades de la ciudad de Barcelona, con la finalidad, de conocer aquello que el tiempo ha olvidado.

Anuncios
Anuncios

  • La estación Gaudí, línea 5

Esta es una de aquellas estaciones que jamás llego a funcionar. Se construyó en el año 1968, su objetivo era unir las actuales líneas 5 y 2. Debido al cambio de trazado que sufrieron los planos iniciales, finalmente se decidió mantener este andén en el olvido. Existen algunas leyendas urbanas sobre esta estación, la cual, nos cuenta como hay testimonios de gente que dice haber visto personas esperando en el andén la llegada de un metro que jamás llegaría; relatos que sin duda, ponen la piel de gallina.

  • La estación Banco, línea 4

Aquí tenemos otro ejemplo de estación fantasma en Barcelona. Banco, se encuentra entre las estaciones de Urquinaona y Jaime I. Este andén se construyó en el año 1911 pero los trenes no circularon por el hasta 1926, hasta esa fecha, pasaban de largo por una razón; y es que se encontraba demasiado cerca de las estaciones anteriormente citadas.

Anuncios

Quince años después de su inauguración, las dimensiones ya no eran apropiadas y se decidió abandonarla. En la actualidad, las entradas que dan acceso a los andenes se encuentran tapidas y es casi imposible su acceso. Esta estación, al encontrarse justo debajo del Banco de España, se dice que se usaba para depositar allí las recaudaciones diarias, esta teoría ha sido descartada ya que las fechas, no coinciden. A día de hoy, sirve como almacén de material de construcción para las obras del metro.

  • Estación Ferran, línea 3

Se encuentra entre las estaciones de Drassanes y Liceo. Abrió sus puertas en 1946 y era la última estación de la línea conocida como “Gran Metro de Barcelona”.  En 1968, justo cuando se estaba estudiando la posibilidad de realizar prolongaciones en el metro, se decidió cerrar esta estación. Actualmente poco queda de ella; y aquello que se mantiene en pie, no se puede visitar legalmente.

  • Estación Correos

Abrió en 1934 y quedaba muy cerca de la Estación de Francia.  En 1972, y debido las prolongaciones del metro se cerró y se sustituyó por la actual línea de metro conocida como la Barceloneta (línea 4).

Anuncios

Era un andén muy bonito y curioso con unas bóvedas en el techo preciosas. Actualmente, quien se dirija a las oficinas de Correos, justo enfrente puede verse el acceso a dicha estación.

Como veis, el subsuelo de la ciudad esconde enigmas, misterios que son dignos de investigar. Estoy seguro, que grandes ciudades como Madrid también disponen de este tipo de “estaciones fantasma”, pero mientras nadie las saque a la luz, seguirán formando parte del olvido y acabarán desapareciendo sin que nadie, desvele sus secretos. #Qué hacer en Barcelona #Misterio #Leyendas