El presidente de la sección colegial de médicos homeópatas del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), Guillermo González, señala que no es "ético" vincular la muerte del niño de siete años en un piso de Girona con la homeopatía.

Estas declaraciones llegan después de que el fiscal que lleva el caso, Enrique Barata, diera a conocer que los padres, durante la declaración ante el titular del Juzgado de instrucción número 2 de Girona, explicaron que el niño padecía una enfermedad respiratoria crónica y que trataban sus dolencias con homeopatía e inhaladores ya que no confían en la medicina tradicional. Desde el primer momento, González ha lamentado la muerte del niño de siete años que fue localizado por los Mossos el pasado martes 5 de enero en un piso del barrio de Sant Pau de Girona.

Anuncios
Anuncios

Según ha detallado el fiscal que lleva el caso, Enrique Barata, el niño hacía al menos un mes que había muerto, pero la familia - con dos hijos más adolescentes y que se declara muy religiosa- no "asumieron" su fallecimiento y, por eso continuaron haciendo vida normal alrededor del cadáver del niño. Los padres son investigados por un homicidio imprudente y, este viernes, el juez les ha dejado en libertad provisional aunque no pueden salir del país.

Durante su declaración ante el titular del Juzgado de instrucción número 2 de Girona, Manuel Marello, los padres defendieron que su hijo murió de forma natural debido a una crisis respiratoria mientras dormía. Según su versión, el niño sufría una enfermedad respiratoria crónica - una patología que también sufre su madre y que es similar al asma- aunque podía hacer vida normal.

Anuncios

Según ha detallado el fiscal, la familia llegó a Girona procedente de los Estados Unidos en el verano de 2014 y, durante todo este tiempo, sólo llevaron al niño al médico una sola vez, hace dos años. La pareja han reconocido que no confiaban en la "medicina tradicional" y que trataban a su hijo pequeño con homeopatía e inhaladores.Tratamientos adecuados en cada caso. Es en este punto donde González ha querido defender el trabajo del colectivo de homeópatas y los médicos, en general.

En este sentido, el presidente ha señalado que no se pueden vincular estos dos conceptos."En ningún momento hacemos ninguna cosa que pueda perjudicar la vida y la salud de las personas y relacionar el hecho de que la homeopatía pueda tener algo que ver con la muerte del niño me parece un poco atrevido, como mínimo, al mismo tiempo que creo que de alguna forma se está metiendo en la forma como los médicos de este país hacemos nuestro trabajo ", explicó González. Al mismo ha querido dejar claro que ningún médico hubiera sido capaz de retirar la prescripción de un fármaco y recetar otro de homeopático para solucionar el problema de salud del niño.

Anuncios

"Si hubiera sido así el comité de ética llamaría al médico y se llevarían a cabo los mecanismos sancionadores pertinentes", aclaró. Sin embargo, si los productos homeopáticos o los inhaladores que utilizaba el niño, hubieran sido recetados por un médico de Estados Unidos, de donde era originaria la familia, la situación varía. "Allí tienen otro sistema, el médico prescribe bajo su responsabilidad y no sé si nuestro colectivo podría pedirle alguna responsabilidad", añadió. #Niños #Medicina natural #Calidad de vida