Barcelona apuesta por la bicicleta como medio de transporte dentro de la ciudad. Según el Plan de Movilidad Urbana (PMU) aprobado en el año 2013, se pretende incrementar en un 67% los desplazamientos diarios de los 136.000 ciclistas actuales. El gobierno municipal invertirá 32 millones de euros en triplicar los kilómetros actuales del carril bici. En la actualidad Barcelona dispone de 116 kilómetros y en el 2018 esta cifra llegara a los 308. 

El objetivo que se ha propuesto Barcelona en Común es que el 95% de la población tenga un carril bici a menos de 300 metros de la puerta de su casa. No solo eso, trabajaran para eliminar cualquier tipo de discontinuidad en el trazado y mantener en buen estado los kilómetros ya existentes. Toda esta infraestructura ciclista afectara a varios carriles para vehículos motorizados y a plazas de aparcamiento por lo que el consistorio trabajará para disminuir la presencia de coches privados en la ciudad.

Anuncios
Anuncios

Entre los objetivos del PMU también se encuentra el de conseguir que en el 2018 solo el 21% de las personas que se trasladen de un punto a otro de la ciudad lo hagan en coche.

En este proyecto también se engloba las plazas de aparcamiento de las bicicletas y su seguridad. De los 32 millones de euros que se invertirán en este proyecto 870.000 euros irán destinados a nuevas instalaciones y una partida de 63.000 euros se dedicará a más plazas de parking de B:SM y Saba. En cuanto a la seguridad de las instalaciones, el gobierno municipal destinará 1 millón de euros para crear un modelo de aparcamiento seguro. 

Barcelona también quiere mejorar sus bicicletas públicas. En el 2017 la concesión de la actual empresa encargada de prestar este servicio, Bicing, finaliza y el ayuntamiento debe decidir si seguirá confiando en ella para prestar este servicio tan necesario a la ciudadanía. Por ahora tienen claro dos aspectos fundamentales que quieren implementar en las futuras bicicletas de Barcelona: que sean eléctricas y que haya más disponibles en servicio.

Anuncios

  #Trasporte publico #Ciclismo #Sociedad Barcelona