Los vecinos con peor salud, en Ciutat Vella y Nou Barris. La idea, aunque no es nueva, sí adquirió ayer una nueva dimensión con la presentación del informe anual que elabora la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) y que, por primera vez en 31 años, pone la lupa en los barrios.

La salud en Barcelona 2014, con datos muy precisos, identifica que los 18 barrios más desfavorables de los 73 que tiene Barcelona son mayoritariamente en Ciutat Vella -la Barceloneta, el Gótico, el Raval y San Pedro, Santa Caterina y la Ribera- y Nou Barris -Can Peguera, Ciudad Meridiana, las Roquetes, Torre Baró, la Trinidad Nueva, el Turó de la Peira, Vallbona y Verdun.

Anuncios
Anuncios

También los hay en el distrito de San Andrés -bar de Viver, el Buen Pastor y la Trinidad Vella- y, en menor medida, en Sant Martí -el Besòs y el Maresme, Horta-Guinardó -el Carmel- y Sants Montjuïc -la Marina del Prat Rojo-. En el otro lado de la balanza están las Corts, el Eixample, Gràcia y Sarrià - Sant Gervasi, donde se concentran la mayoría de los 15 barrios con los indicadores más saludables.

La constatación llevó al Ayuntamiento a prometer que invertirá 300.000 euros adicionales en las zonas que más lo necesitan del programa Salud en los barrios. Los datos del informe de la ASPB también aseguran que, gracias a estas intervenciones preventivas, se ha incrementado el acompañamiento a personas mayores que viven solas, o bien la competencia de algunos padres para mejorar la crianza de sus hijos.

Anuncios

La comisionada de Salud del Ayuntamiento, Gemma Tarafa, añadió que el consistorio comenzará "en breve" un diagnóstico de estos 18 barrios. "Será clave en el plan de actuación de la ciudad y para decidir qué políticas se deben cambiar", añadió la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz. De hecho, el Ayuntamiento reiteró ayer que "basa su programa de acción en políticas públicas contra las desigualdades".

Los datos del informe, con una extensión de 114 páginas, permiten hacer un diagnóstico preciso de la situación de la ciudad en muchos aspectos. Como en otros años, por ejemplo, se hace un recuento de las analíticas de grifos en que se ha detectado un exceso de plomo en el agua -el 35% del total de análisis, que ya se hacen sobre instalaciones de riesgo- y también de cuál es la calidad del aire, que continúa por encima de los niveles de contaminación permitidos por culpa, sobre todo, de la presencia elevada de dióxidos de nitrógeno. En este punto, el Ayuntamiento insistió en que trabajará para disminuir el tráfico en la ciudad, ya que es "la principal fuente contaminante".

El informe también puso en negro sobre blanco la diferencia de esperanza de vida que hay en cada barrio de Barcelona, ​​que oscila hasta 9 años en el caso de los hombres y 4,4 en el de las mujeres.

Anuncios

Las mujeres, de hecho, tienen una expectativa de vida en el momento de nacer hasta seis años superior a los hombres: 86,6 años respecto a 80,7 años. La buena noticia en este punto es que la esperanza de vida no ha dejado de aumentar en los últimos años, hasta situarse entre las más elevadas del mundo.

Para dibujar el mapa final de las diferencias, el informe ha utilizado el instrumento Urban HEART (Urban Health Equity Assessment and Response Tool), un mecanismo para evaluar la equidad de salud en áreas urbanas que ha elaborado la Organización Mundial de la Salud (OMS) con la colaboración de algunas personas investigadoras de la misma ASPB.  #Sociedad Barcelona #Calidad de vida