El colectivo de enfermería podrá prescribir medicamentos y productos sanitarios después de que el Consejo de Ministros aprobara ayer el real decreto que lo regula. Serán, sin embargo, medicamentos que no necesitan receta, como antitérmicos o antiulcerosos y productos sanitarios, como fundas vesicales o productos para la incontinencia.

Con este decreto se quiere corregir la situación "alegal" -en palabras del ministro de Sanidad, Alfonso Alonso- de las enfermeras que no estaban habilitadas legalmente para dispensar medicamentos que, en cambio, sí que se pueden adquirir libremente en las oficinas de farmacia.

Con la prescripción de las enfermeras los pacientes también se beneficiarán ya que algunos de estos fármacos están sujetos a financiación. El Colegio de Enfermeras y Enfermeros de Barcelona ha valorado positivamente el decreto a la espera de ver el articulado entero.

Anuncios
Anuncios

Su presidente, Albert Tort, denuncia que hasta ahora las enfermeras ya prescribían "pero en nombre de otro, el médico". "Y nuestro trabajo quedaba invisibilizado", reivindica.

En cuanto a la posibilidad de recetar medicamentos sujetos a prescripción médica, lo podrán hacer cuando se regulen los protocolos y las guías de práctica clínica y asistencial acordados con las organizaciones colegiales de médicos, en el que se detallarán los medicamentos que podrán recetar. Alonso quiso dejar claro, sin embargo, que la prescripción de fármacos corresponde siempre al médico. 

Reivindica también que las enfermeras identifican "problemas de salud dentro de su competencia" y es ahí donde quieren tener cobertura legal para prescribir. "No queremos prescribir antibióticos", dice Tort. El nuevo decreto también fija que las enfermeras hagan cursos de formación para poder recetar fármacos, lo que Tort crítica.

Anuncios

"La formación universtiaria que hemos hecho ya nos avala".

La prescripción enfermera, sin embargo, ha sido cuestionada por los médicos que quieren blindar el acto médico. El presidente del sindicato Médicos de Cataluña, Francesc Duch, aseguraba hace unos días que esto puede marcar "el principio de una #Medicina 'low cost' y sin médicos" y lamentaba que se "desdibujen" los límites entre la medicina y la enfermería. El Colegio de Médicos de Barcelona, ​​más conciliador, cree que hay margen para que las enfermeras puedan ampliar competencias.

Esta semana también ha sido objeto de debate la posible venta fuera de las farmacias de fármacos que no necesitan receta después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia propusiera que se pudieran adquirir en gasolineras o supermercados. Alonso lo ha descartado totalmente y ayer volvió a defender el actual modelo farmacéutico: "Garantiza que siempre haya un profesional competente en la dispensación de medicamentos". #Enfermedades #Calidad de vida