Tras las distintas reacciones surgidas por la muerte de Mor Sylla en Salou el pasado agosto, de las múltiples acusaciones y los informes periodísticos y policiales, el colectivo de “manteros” de Barcelona ha decidido unirse y actuar de manera organizada contra lo que consideran una constante "persecución".

Mañana, 10 de octubre de 2015, el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes del Estado será algo real. El acto de apertura tendrá lugar a las 20.00 hs. en el centro social Can Batlló. A partir de entonces el Top Manta, con el apoyo de del Espai de l´Immigrant, contará con la herramienta necesaria para hacer frente a la estigmatización, que han visto acrecentada en los últimos meses.

Anuncios
Anuncios

A la cabeza de éste se encontrará Pape Diop, quien se muestra especialmente consternado por los recientes sucesos ocurridos en Cataluña. Sostiene que son “trabajadores dignos” y que sus familias no aceptarían ningún dinero ilegal o que proviniera de actividades ilícitas. Desde el próximo sábado, el joven senegalés de 36 años compaginará su puesto de venta en el Paseo de Gracia de Barcelona con el de representante sindical.

La iniciativa comienza con ocho delegados que pondrán voz a este nuevo gremio en las tres zonas más concurridas de la ciudad: el Puerto, el Paseo de Gracia y la plaza de Catalunya. Su cometido será el de defender a los trabajadores ambulantes de la “persecución, la discriminación y el racismo”, cuentan Diop y Flores, activista del Espai de l´Immigrant, al eldiario.es.

Anuncios

Para ellos, esta situación se agrava al tratarse de trabajadores africanos, “la brutalidad policial es mayor”, lamentan.

Las vías de diálogo con el consistorio se han abierto con facilidad, Laia Ortiz, segunda teniente de alcalde, afirmó en nombre del Ayuntamiento de Barcelona que la solución no es la respuesta policial. Un informe de éste certifica que existen casi cuatrocientos vendedores, sólo en la ciudad de Barcelona, y que no forman parte de estructuras jerárquicas ni mafias, aunque muchos de ellos se encuentran en situación irregular. #Inmigración #Racismo #Ada Colau