#Ada Colau utiliza las redes sociales con asiduidad, algo lógico, ya que ellas han sido en un buen porcentaje el eco del que se sirvieron las plataformas ciudadanas para ir calando en la ciudadanía.

En este caso ha comentado la impotencia que siente a la hora de poder resolver la multitud de quejas o peticiones de ciudadanos que le escriben o con los que se encuentra por la calle o en el metro barcelonés que sigue utilizando siempre que le es posible. La regidora barcelonesa se encuentra con menos poder del que a priori pudiera parecer para solucionar los problemas de los ciudadanos.

Parecería increíble desde fuera pero la legislación en muchos casos deja atados a unos alcaldes que se deben primeramente a la ley y que encuentran en la sumisión a la misma en muchos casos un grave inconveniente a la hora de realizar muchas de sus políticas, tanto de tipo general como sobre todo en cuanto a las problemáticas particulares.

En estas alusiones realizadas por Colau en la red social twitter, destacaba la problemática que una ciudadana con graves problemas económicos y con un hijo en paro le expresó, la solución no estaba directamente en sus manos, ya que podría ser acusado el consistorio de tráfico de influencias o clientelismo.

Anuncios
Anuncios

Si un alcalde no puede ayudar a encontrar trabajo al hijo de una ciudadana, si que puede poner en marcha políticas que ayuden a que las ofertas de trabajo aumenten y los ciudadanos puedan acceder a ellas. La vía indirecta a la hora de ayudar al ciudadano es la vía en la que debe trabajar Colau.

Para los nuevos partidos nacidos del descontento, parece que el corsé administrativo de las administraciones municipal o autonómica respecto a la estatal les hacen imposible tomar muchas medidas más directas. En el caso barcelonés, Colau espera que las medidas que se están tomando vayan dando sus frutos en los próximos meses, aunque no oculta su desesperación en cierta medida por la lentitud para cambiar las cosas que también puede aparecer cuando en teoría uno tiene todo el poder para hacerlo.