Ada Colau a pesar de llevar pocos días como alcaldesa de Barcelona, está intentando dar nuevos aires al cargo, en este caso afectan al coche oficial. Colau se desplaza normalmente en transporte público, metro, autobus o taxi, utilizando el coche oficial por temas de seguridad o para llegar más rápido a algún lugar.

El coche oficial que tenía el anterior alcalde Xavier Trias era un Audi A6 y Colau pidió que fuera cambiado dicho coche al no estar conforme a la nueva imagen que quiere dar al consistorio, la marca del coche debe ser Seat, apostando por la industria española. El vehículo quería que fuese un monovolumen, afortunadamente en la gama del fabricante de Martorell existe el modelo Alhambra, así pues este fue el seleccionado como nuevo coche oficial.

Anuncios
Anuncios

Ada Colau no puso condiciones especiales en el vehículo, salvo que no tuviera los cristales tintados, esta condición ha sido un poco más laboriosa de localizar, encontrando una unidad en Sevilla que cumplía con los requisitos que se solicitaban. El vehículo no será propiedad del ayuntamiento, estando contratado en la modalidad de renting.

Este vehículo es toda una ventaja para la alcaldesa, ya que así puede ir acompañada de más gente de su equipo, en el coche van dos policías de la guardia urbana, ejerciendo uno como chófer.  Además del coche oficial, siempre le acompaña un segundo coche de apoyo o incluso una motocicleta, dependiendo del sitio o de la premura.

Los escoltas también son objeto de cambio, esta vez en su forma de vestir, será más informal y sin corbata, el objeto de todo esto es ser más cercano a los ciudadanos y hacer visual el objetivo del nuevo consistorio, ser servidores de los ciudadanos y no ser vistos como una instancia de máximo poder.

Anuncios

El mensaje de la nueva alcaldesa barcelonesa es claro, ahora falta lo verdaderamente importante y son unas políticas de calado que resuelvan, sino todos, al menos gran parte de la problemática de la capital catalana. Los ojos de la clase política catalana y española están sobre #Ada Colau#Coches #Política Barcelona