El Hospital de la Vall d´Hebron de Barcelona ha trasplantado con éxito tras 27 horas de operación y con más de 40 intervinientes, la cara de un hombre aquejado de una grave enfermedad tumoral que le impedía deglutir, ver y hablar con normalidad, y le provocaba sangrados. Tiene 45 años y hacía 20 que sufría esta horrible enfermedad.

Tras la operación, la segunda de este tipo que efectúa el complejo hospitalario de Barcelona, el paciente se encuentra en perfecto estado y en casa, en vías de una recuperación lenta pero segura.

Lo chocante de este hecho no es la operación en sí, que ya es la segunda que efectúa el complejo hospitalario, sino que el hombre acudió en primera instancia a Harvard ya la prestigiosa clínica Mayo, quienes se negaron en rotundo a practicarle la operación por los riesgos que entrañaba realizarla y la extrema complejidad de la misma.

Anuncios
Anuncios

Aun así, en 2012 el hombre acudió ya desesperado al Equipo de Trasplante de Cara del centro catalán y éste decidió hacérselo aporque era el único remedio posible para salvarlo. Estuvo estos años esperando hasta que un donante, en un acto de "extrema generosidad", decidió donársela, según declaraciones de la coordinadora de trasplantes del centro, Teresa Pont, quien argumentó que el donante era "una persona generosa, incondicional,, que lo dio todo a los demás hasta el final".

Joan Pere Barret, jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados, fue el encargado de que todo saliera a la perfección. La parte más peligrosa, según el doctor, fue la extirpación del tumor que le causaba esta extraña y dolorosa enfermedad.

En la operación se le trasplantaron los dos tercios de la cara, el cuello, la lengua y la laringe y la boca, y todo apunta a que no va a rechazar los nuevos tejidos.

Anuncios

Con todo, es la operación más compleja realizada en el mundo de este tipo, y una medalla que se lleva el excelente centro hopitalario, que entre otras muchos avances sobresale por, por ejemplo, estar llegando a una vacuna para curar la epidemia del siglo XX.: el Sida. #Crónica Barcelona