Estefanía García, una vecina del barrio del Clot de Barcelona logra recuperar a su perra después de que un individuo la secuestrase mientras ella compraba en una tienda. La vecina fue a comprar en una tienda del municipio y ató a Brie durante unos minutos a su perra, junto con otro perro de un conocido. Al volver, se encontró con que la otra perra estaba con la correa en el suelo -seguramente habría forcejeado para que no se la llevaran- y la suya no estaba. Había desaparecido.

Después de indagar por las calles infructuosamente fue a los Mossos de Esquadra, quienes le dijeron que, aunque son muy comunes los secuestros de perros para la mendicidad y la cruel pelea de canes, estos casos son muy difíciles de resolver.

Anuncios
Anuncios

Fue entonces cuando Estefanía tomó las riendas del asunto y decidió actuar por su cuenta, creando una página en Facebook expresa para encontrar a su perra: "Encontrar a Brie".

10.000 visitas en un día

La respuesta fue descomunal: la página corrió como la pólvora y la página tuvo más de 10.000 visitas en un día. En muy poco tiempo recibió noticias, la de una vecina que había visto un hombre que iba a una perra idéntica a la de la foto en un transporte público en dirección a Gorg. El sospechoso, además, llevaba un cochecito vacío…

Estefanía contactó con la policía y los Mossos la llevaron escoltada en su coche hasta el sitio donde fue visto, y consiguieron recuperar a la perra. El secuestrador fue acorralado y Brie fue rescatada, convirtiéndose en un ejemplo a seguir para todas aquellos perros, gatos y mascotas cuya denuncia se acaba enterrando en los archivos de la policía.

Anuncios

Desde ahora, "Encontremos a Brie" es una plataforma que ya se queda como plataforma para actuar en los mismos casos y aquí se demuestra que no todo internet es malo o pernicioso, como comúnmente se denuncia por los casos de aislacionismo que crea la red, sino que es un recurso mucho más beneficioso que poner un cartel por el barrio, o incluso acudir a las instituciones profesionales como la Policía.