Ayer martes, el expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, compareció junto a su esposa ante el juez que investiga su caso de malversación de fondos y sus escandalosas cuentas fuera de España. Su llegada a los juzgados estuvo marcada por abucheos por los catalanes allí presentes, increpando al expresidente de ladrón y arrojándole billetes de 500 euros con su cara impresa.

Como siempre Jordi Pujol, afirma que el no ha hecho nada malo y que su inmenso capital, se debe a la herencia de su padre. Este, en herencia le dejó 120 millones de las antiguas pesetas y a día de hoy, en las arcas del acusado, son más de 500 millones. La investigación se centra, en como se ha engordado tanto dicha cuenta.

Para todo esto, Pujol ante el juez, lo limita a unos puntos específicos. Afirma que reconoció su dinero fuera del país para que sus hijos fueran conscientes de la procedencia del dinero, explicando la herencia de su padre. También añade el desinterés de su parte por dicha herencia, ignorando donde estaba depositado el dinero, ya que afirma que era el colchón para sus hijos y nietos y no tenía interés en saber más de donde estaba el capital.

El expresidente afirma que estos hechos, los llevaba su administrador, fallecido, y ya nadie más, le había pedido cuentas y él no quería saber nada más del tema. Es decir, que el dinero no le importaba. Insiste en su desconocimiento de si el dinero estaba en, o fuera de España.

Hacer participe de las cuentas, fue por parte de sus hijos y también fueron los que decidieron regularizar las cosas, aunque debemos decir, que estos, son los primeros imputados por asuntos turbios en negocios de poca claridad. Recordemos que todos sus vástagos, a excepción de uno, están siendo investigados por sus negocios de oscura procedencia. #Cataluña

Pujol, alegó, que tardó tanto en sacar estas cuentas a la luz, por la repercusión mediática. Que tenía miedo de que se le acusara de blanquear dinero. Asimismo, insiste en que no tiene cuentas en el extranjero, negando asi, lo evidente y ya demostrado. Pasa lo mismo con la documentación requerida por la ley, para demostrar su herencia. De momento no se ha presentado ningún documento, que pueda relacionarle con dicha herencia y las bases de esta. De momento esto es lo que declaró ayer ante el juez, donde su esposa, rehuso contestar a cualquier pregunta.